Sin complicaciones

Mermelada de cebolla

Image
8 porciones

Para hacer la mermelada necesitarás cebollas rojas y blancas y un frasco bien limpio para guardarla en la nevera. Como deberás prepararla con una semana de antelación al día en que la vayas a servir, te invito a que la prepares hoy y la pruebes el próximo fin de semana, junto con la receta del más fácil de los patés. La combinación es maravillosa y con toda seguridad, sorprenderás a tus invitados. Recuerda que si no abres el frasco, puedes conservar esta mermelada hasta durante tres meses en la nevera.


ingredientes

  • 1 k de cebolla roja
  • 3 cebollas blancas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • 100 g de azúcar moscabado
  • 4 cucharadas de miel
  • 1 y 1/4 tazas de vino tinto
  • 5 cucharadas de vinagre blanco
  • 1/2 taza de pasas amarillas

Image

La cebolla más dulce

La roja es la más dulce de las cebollas, pero igualmente deja rastros de olor tanto en la tabla de picar como en tus manos. Para eliminarlos, simplemente corta un limón en dos y frota con él la superficie de madera. Usa el mismo procedimiento en tus manos para eliminar los olores fuertes de algunos ingredientes.

preparación

Pela las cebollas rojas y las blancas y córtalas en ruedas.

Calienta el aceite de oliva en una sartén a fuego medio, agrega las cebollas rojas y las blancas y ponles un poquito de sal y de pimienta. Tapa la sartén y deja que se cocinen durante media hora, removiendo eventualmente con una cuchara de madera. No las descuides.

Si ves que las cebollas se secan demasiado, añade un poquito de agua y continúa cocinando.

Al pasar la media hora, incorpora el azúcar moscabado con una cucharada de agua y remueve hasta que ésta se disuelva y el agua se evapore.

Añade la miel, el vino tinto, el vinagre y las pasitas y tapa nuevamente la sartén.

Cocina a fuego lento durante 20 minutos más o hasta que las cebollas formen un sirope de consistencia similar a la mermelada de frutas. Si ves que no espesa, puedes subir un poquito el fuego.

Retírala, déjala enfriar y viértela en un frasco limpio. Ciérralo bien, guárdalo en la nevera y no la pruebes hasta que haya pasado por lo menos una semana.

Sirve esta mermelada con pan tostado para acompañar el paté de hígados de aves u otros platos a base de aves.


Publicidad / Anuncie aquí
Image
Image



Publicidad / Anuncie aquí


{mos_fb_discuss:8}

evita las lágrimas

Hay muchos trucos para no llorar cuando cortes una cebolla. Se dice que si no tocas las raíces, previenes que se liberen los gases que irritan los ojos. Lo más sencillo es encender una vela cerca de la tabla de madera. La llama quema los gases antes de que entren en contacto con tus ojos. También puedes mojar ligeramente la tabla con vinagre blanco. Hay quienes dicen que basta con permanecer callada mientras cortas cebollas en ruedas.




Todo el material contenido en este website está protegido electrónicamente. Copyright © 2005 NK Publicaciones C.A. Todos los derechos reservados. Condiciones de uso y políticas de privacidad